BlogFeliz

¿Los edificios están preparados para residentes en situación de discapacidad?

Vivir en comunidad significa prácticamente compartir casa con otras 300 personas, tiene lados malos como hacer filas en el ascensor y golpear el techo con una escoba si el vecino de arriba está haciendo mucho ruido. También tiene lados buenos como vivir acompañado, la sensación de seguridad y los espacios comunes.

Aun así, la experiencia no es la misma para todos.

Tanto adultos mayores como personas en situación de discapacidad viven y perciben su entorno de una forma diferente, porque la infraestructura y procedimientos dentro del condominio no suelen considerar necesidades especiales.

Según el censo poblacional del 2017 los adultos mayores (sobre 65 años) alcanzan los 2.200.000 repartidos entre todas las regiones del país, donde la mayor concentración está en la Región Metropolitana, Valparaíso y BioBio.

La importancia de la independencia en adultos mayores | Edigar

Otro censo publicado por el SENADIS indica que cerca del 16.7% personas en el país se encuentran en situación de discapacidad, de los cuales el 38% de este segmento además es de la tercera edad.

Si bien la discapacidad se clasifica en moderada o severa, más del 70% de la muestra trabaja y tiene un contrato indefinido. Aun así ganan un promedio de $416.377 CLP al mes.

No olvidemos que un departamento sencillo de una habitación en Santiago Centro ronda los 350.000 CLP más gastos comunes y servicios, sin contar además los medicamentos o insumos especiales que requiera la persona, es un salario extremadamente bajo.

De hecho, César Oviedo quien es residente en un edificio de la comuna de Santiago y está en silla de ruedas, afirma que encontrar departamento fue “muy compleja” y que tiene que administrar muy bien su presupuesto para cubrir los insumos adicionales.


“Trato de ajustar mi presupuesto y no gastar de más, pero obviamente una persona con discapacidad tiene gastos que una persona sin discapacidad no tiene.”

Aún más, el Reglamento de Copropiedad Inmobiliaria o Ley de Copropiedad Inmobiliaria no tienen ningún artículo o apartado que hable sobre las consideraciones para personas en situación de discapacidad o tercera edad.

En este contexto, nuestros ancianos y vecinos pueden vérselas difícil cuando viven solos.

Entonces la pregunta es ¿Cómo podemos trabajar dentro de una comunidad para apoyarnos entre todos? 

Desde ComunidadFeliz tenemos el compromiso de contribuir con el bienestar y calidad de vida de los residentes, por eso sigue nuestras recomendaciones:

Identifica a las personas en situación de discapacidad o tercera edad de tu edificio

Hay personas de la tercera edad o con problemas de movilidad que viven solas y a veces necesitan una mano extra. Conocerles y escucharles puede marcar la diferencia en su estilo de vida.

Quizás una adaptación como una baranda o renovar los antideslizantes puede tomar poco esfuerzo e inversión y apoyar muchísimo a los residentes.

Asimismo, dependiendo de lo que diga el reglamento de copropiedad, los conserjes podrían apoyar a estos residentes dejándole sus pedidos en la puerta para que no tengan que bajar a buscarlos si es que se les hace tedioso.

Con el módulo Comunidad del software de Administración de edificios ComunidadFeliz puedes tener diferenciada cada unidad con una ficha de los residentes, con nombre, contacto e incluso foto. Esto te ayudará muchísimo en la administración.

Promueve el lenguaje correcto inclusivo a los trabajadores del edificio

El SENADIS entrega una guía muy completa de cuáles son los términos correctos para referirnos a personas con discapacidad.

En muchas ocasiones usamos ciertos términos porque los aprendimos de otras personas y a nosotros nos parecen normales, pero pueden ser hirientes o incorrectos, por eso, capacitar a los trabajadores sobre la forma correcta de referirnos a cada realidad es importante.

Puedes aprovechar el diario mural para publicar una lista de los términos más relevantes en tu condominio, de modo que el resto de los residentes también conozca las maneras adecuadas.

César también nos cuenta que en su caso la administración y conserjería están al tanto de su realidad y le apoya:


“Los conserjes están al tanto de mi situación por lo que me facilitan las cosas dentro de lo que cabe. Creo que me he sentido muy a gusto con mi estadía aquí.” Cuenta sobre su departamento en Santiago


Tener y hacer mantenimiento a las rampas de acceso

Varios condominios las tienen, pero se descuidan, con el paso diario de coches, carritos de supermercados, bicicletas y personas en silla de ruedas, las rampas tienen mucha actividad diaria.

Es por eso que mantener las rampas en buen estado es tan crucial. Para conocer los detalles puedes consultar El Decreto N° 47, De 1992, Ordenanza General De Urbanismo Y Construcciones.


Conviene también revisar el estado y firmeza de la baranda de apoyo, la cual tiende a olvidarse dentro de los mantenimientos.


Acceso a espacios comunes y estructura del edificio

Algunos edificios tienen sus áreas comunes en la planta baja y otros en la terraza, en este último caso los residentes en silla de ruedas o muletas podrían llegar en ascensor, pero si el área de acceso tiene peldaños o escaleras se hará complejo su acceso.


Si en un principio el área común se construyó sin considerar la accesibilidad para personas con discapacidad, la administración en conjunto con el comité y comunidad podrían iniciar un proyecto interno de adaptación, lo que ciertamente puede influir en los gastos comunes, pero genera inclusión a los vecinos que no pueden acceder con tanta facilidad a estos espacios y que tienen el mismo derecho a ellos que los demás.

Puertas de acceso

Si tienes residentes en silla de ruedas considera tener un ancho de puerta de al menos 90 cm en espacios comunes o su departamento, esto se puede lograr también quitando el marco de la puerta si este no alcanza


Ascensores accesibles

Idealmente, dentro de un ascensor una persona en silla de ruedas puede girar en 360°, para que eso pase el ascensor debe medir mínimo 1.50 m de ancho y fondo. Además, si tu ascensor no indica el piso y cuando se abren o cierran puertas, considera añadir este sistema que puede apoyar mucho a las personas ciegas.


Muebles y distribución

Los escritorios o muebles de recepción y/o conserjería tienden a ser imponentes y grandes, pero a veces demasiado. Considera uno con una altura media de aproximadamente 80 cm para que todos los residentes sin importar la altura puedan tener comodidad al hablar con el conserje.

Lo mismo sucede con los muebles en departamentos, los cuales una vez que están empotrados no tienen mucha opción a cambio, pero que igual requiere una altura necesaria para que personas en silla de ruedas puedan acceder cómodamente a ellos.

En ese sentido, Oviedo afirma que:

“Muchas veces no es solo que me guste el sitio o esté en buena zona, sino que además debo ver la accesibilidad al edificio, la estructura del mismo, y detalles mínimos como el ancho de las puertas o la altura de los muebles de cocina.”



También se refiere al baño y balcón de su apartamento:

“En este depto en particular el baño es mi verdadera complicación. Su tamaño y distribución no fueron pensados para una persona en silla de ruedas. Pero me las arreglé (aunque eso me costará el depósito del arriendo). Y bueno el balcón terminó siendo mi bodega porque por su tamaño es imposible salir a ver algo allí."


Caminos en jardines

A veces los caminos tienen piedras u ornamentos para decorar los jardines, pero sin un sendero liso y estable como cemento, los vecinos en silla de ruedas o alguna dificultad motora pueden encontrarlo problemático.

Por eso prefiere caminos lisos, sin peldaños, ni elevaciones y evitando que todos tengan solo grama, pues dificulta la movilidad a una persona con bastón o silla de ruedas.


Cerraduras ergonómicas

Las cerraduras horizontales son más prácticas y tienen mejor agarre que una circular, a los miembros de tu comunidad se le hará más sencillo abrir y cerrar puertas con este tipo. Considera además, de ser posible, cubrirlas con silicona.


¿Cuáles otras recomendaciones pueden aportar a esta lista? En ComunidadFeliz seguimos promoviendo el bienestar en cada condominio, es por esto que las administraciones y comité deben poner manos a la obra para facilitar y mejorar el estilo de vida de personas en situación de discapacidad o tercera edad con problemas de movilidad que vivan en el edificio, juntos creamos una Comunidad más feliz.

Si como residente también te interesa participar en encuestas de tu edificio, reservar espacios comunes sin tener que ir a conserjería sino que desde tu celular o incluso leer las noticias de todo lo que pasa en tu edificio, contáctanos aquí.

¿Quieres ser un buen administrador?
Cotiza con nosotros

Autor

Valeria Morillo
¿Quieres ser un buen administrador?
Cotiza con nosotros
X
Conoce el secreto de las Comunidades Felices ¡Únete!
Option 2

Últimas Publicaciones